Traducción: Un poema de Denise Levertov

Denise Levertov

Divorcio

Una misma guirnalda
de flor, hoja y espina
fue entretejida en torno a nuestros cuellos.
Bien ajustada, era capaz de ahogarnos,
y sin embargo amamos su urticante gracia,
nuestro yugo fragante.

Éramos dos siameses.
Nuestra sangre no sabe
si podrá circular
ahora que fuimos separados de un tajo.
Y algo en cada uno de nosotros
espera comprobar si lograremos
sobrevivir, aparte.