El Señor Corominas


La palabra adefesio proviene de ad Ephesios, título en la Vulgata de la epístola de San Pablo a los habitantes de la ciudad de Asia Menor en donde fue maltratado y obtuvo pocas conversiones, en gran parte debido a la fe de sus habitantes por la diosa Diana. De "en vano", "sin fruto" pasó a significar persona o cosa extravagante o ridícula.

La palabra abrojo proviene de la contracción de la frase latina aperi oculos, que advertía sobre la presencia de la hierba y su agresivo fruto, y después se transformó en el nombre de ellos.

Como es sabido, la palabra nimio proviene del latín nimius, que significa "demasiado", "excesivo". Por error el adjetivo fue interpretado en sus contextos de aparición como sinónimo de "pequeño" o "detallado", significado que conservó finalmente.