Traducción: un poema de Robert Frost



R. Frost


Una parada junto al bosque una noche en la que nieva


Creo saber de quién es este bosque.
Pero su casa queda en la ciudad:
no me verá si hago una parada aquí
a ver cómo sus árboles se cubren con la nieve.

Mi caballo seguro está pensando
que es raro haber frenado acá, donde no hay casas,
entre el lago congelado y el bosque
la noche más oscura del invierno.

Sacude la cabeza preguntándome
si hay algún problema. Se oye
la campanita de su cabezal, y luego
el silbido del viento y los copos que caen.

El bosque es adorable, oscuro y hondo.
Pero tengo promesas que cumplir.
Y mucho que andar antes de dormir.
Y mucho que andar antes de dormir.