Uno de Abejas: Le hablo a su cuerpo que duerme



Alejandro Crotto


Le hablo a su cuerpo que duerme


Ahí estás: un animal desparramado que respira
en la luz verdadera de la siesta,
y hace un rato tu ritmo trotó rápido, cuerpo
largo y sembrado y tibio.

Huelo tu olor; huelo tu olor revuelto, fértil.