Traducción: uno de Denise Levertov



Denise Levertov


Atenta


Cuando encontré la puerta,
me encontré
con que las hojas del parral
hablaban entre ellas, susurrando.
Al notarme
retuvieron su aliento verde, incómodas,
como los hombres cuando
se paran y abotonan sus abrigos
fingiendo que se estaban yendo ya,
como si la conversación
hubiera terminado justo antes de que una
llegara.
Me gustó, sin embargo,
lo que alcancé a entrever
de sus ocultos gestos.
Y me gustó el susurro de sus voces secretas.
La próxima,
me moveré muy lentamente,
como la luz del sol, abriendo
la puerta de a milímetros,
y escucharé tranquila,
sin hacer ruido.